Contact

Av. Córdoba 4123, Piso 1
Phone:+541148643716
Fax:
Email:lac@ilga.org
Website:

Después de intercambiar observaciones y experiencias respecto al estado de las cosas y al trabajo realizado en cada uno de los países de nuestra región, llegamos a las siguientes conclusiones:

  1. Es necesario llevar a cabo una mayor denuncia respecto a las violencias médicas que se están llevando en la región, al igual que en el resto del mundo. Concretamente, que se siguen llevando a cabo cirugías a temprana edad como una norma por parte de las instituciones de salud, que consideran esto como una emergencia social, porque no contemplan la posibilidad de las variaciones congénitas de nuestros cuerpos, de nuestras características sexuales, como formas saludables de vida, y son todavía caracterizadas como “anormalidades” o “monstruosidades”. Las consecuencias de estas intervenciones suelen ser irreversibles e incluyen procedimientos de esterilización forzada, y conllevan tratamientos médicos de por vida, tales como las terapias de remplazo hormonal
  2. El desconocimiento generalizado de la temática por parte de todos los sectores sociales de nuestra región, comenzando, a veces, por los mismos grupos que se constituyen como aliados del movimiento intersex. Aprovechando la coyuntura de la conferencia, el grupo intersex solicita por parte de ILGA-LAC un mayor posicionamiento del tema y, sobre todo, una mayor difusión de la información sobre lo que define la intersexualidad y de las experiencias de vida de las personas intersex de la región, que se han documentado de forma abundante y que pueden dar una idea muy precisa de los problemas que afrontamos como individuos.
  3. Se requiere acceso a servicios de salud especializados. Nos referimos aquí a temas como salud mental, como consecuencia directa de las intervenciones y la sobre-exposición médica. Muchas personas intersex terminan desarrollando problemas como depresión, ansiedad, TEPT, los cuales son necesarios comprender y atender desde su origen. También salud reproductiva, ya que en el caso de las personas intersex no existe una comprensión respecto a nuestras necesidades especiales. Por ejemplo, en servicios de ginecología, muchos médicos no tienen un entendimiento de las características sexuales que pueden presentar nuestros cuerpos. En consecuencia, la forma en que abordan nuestras necesidades pueden llegarse a traducir en experiencias traumatizantes.
  4. Una mayor sensibilización de los servicios de salud, con el propósito de que todo el personal, desde aquellos que atienden la seguridad de las instalaciones hospitalarias hasta los especialistas, tenga un entendimiento de nuestras necesidades.
  5. Salvaguardar el derecho a la identidad jurídica y el registro del nacimiento, para garantizar el acceso de las personas intersex desde el primer momento de su vida a los servicios amparados por los Estados (servicios de salud y educativos, por mencionar los más importantes), sin que este derecho sea condicionado a la realización de intervenciones no consentidas por el individuo sobre sus características sexuales congénitas consideradas ambiguas, una práctica ampliamente generalizada en la región y en el mundo.
  6. Crear alianzas con colegios médicos e instituciones de salud, con la finalidad de poder generar vínculos con médicos sensibles al tema, que puedan reforzar nuestra lucha dentro de la misma institución médica, pero que también ayuden a difundir la información desde las universidades, y a través de cursos de capacitación y sensibilización.
  7. Llevar el tema ante las instancias jurídicas para la creación de instrumentos que resguarden los derechos de las personas intersex y que provean mecanismos de reparación y compensación. Si bien la región se caracteriza por contar con algunos de los precedentes jurídicos de mayor importancia en la defensoría de los derechos de las personas intersex, tales como el derecho a la autonomía (el caso más conocido es aquel de las sentencias de la Corte Constitucional de Colombia, que estipulan la necesidad de contar con un consentimiento informado progresivo y cualificado), aún se siguen dando escenarios donde el propio Estado encubre la práctica anti-derechos de ciertos miembros de la institución médica, bajo el argumento infundado de la “necesidad médica” de estas intervenciones.
  8. Denunciar el uso de terminología patologizante para referirse a nuestras corporalidad. Es necesario una mayor difusión de información y visibilización del tema para dejar de lado dicha terminología, a fin de comenzar a contemplar las corporalidades intersex como corporalidad saludables.
  9. Reiterar la existencia de la enorme brecha de desigualdad social de la región, la cual impide que muchas personas intersex puedan acceder a servicios de salud de calidad. Aunque esto podría parecer una ventaja para algunas personas que no son capturadas por el sistema de salud a temprana edad y conservan intactos sus cuerpos, esto acarrea también una serie de agresiones y violencias sociales (acoso familiar, escolar, laboral). En este sentido, necesitamos también deconstruir estas violencias sistémicas.
  10. Es necesario obtener un mayor financiamiento para las actividades de activistas intersex y grupos específicos de defensoría de los derechos de las personas intersex, liderados por personas intersex. Actualmente existen pocos recursos destinados a este fin. Recientemente GATE y Astraea Lesbian Foundation for Social Justice emitieron un estudio donde se pone de relieve que tres de cada cuatro grupos de activismo intersex en el mundo operan con menos de diez mil dólares estadounidenses (US$10.000) al año, y que solo uno de cada cinco grupos tienen personal pagado a tiempo completo.

Finalmente, el grupo de la pre-conferencia intersex desea agradecer la oportunidad de presentar la temática en el foro de ILGA-LAC, siendo la primera vez que en una conferencia regional se presenta una pre-conferencia específica del tema, así como un taller para darle visibilidad. Esperamos poder participar nuevamente y seguir generando alianzas en estos espacios, principalmente con ustedes que están trabajando con todos los miembros de la diversidad sexual y la diversidad humana. El apoyo de ILGA-LAC es fundamental para la divulgación de lo que caracteriza a la problemática de las personas intersex en la región .

Compartir