Contact

Av. Córdoba 4123, Piso 1
Phone:+541148643716
Fax:
Email:lac@ilga.org
Website:

La Pre-Conferencia Bisexual se realizó el día jueves 16 de noviembre del 2017, de 9:00am a 11:30am. En esta contamos con la participación tanto de mujeres como hombres bisexuales, así como también representantes de los colectivos trans, que externaron solidaridad a la causa bisexual y se encontraban interesadas en conocer sobre las necesidades y las situaciones que enfrentamos. Se contó con la participación de personas representantes de México, Ecuador, Bolivia, Costa Rica, Cuba, Uruguay, entre otros países.

Se realiza un recuento de cómo a partir de la Conferencia de ILGAMUNDO realizada en Bangkok se arrancó el trabajo de la Secretaría Bisexual, el cual fue encabezado por MANODIVERSA. Se comenta, que el proceso no fue fácil, sino que el abrir la secretaria fue complejo y tomó un tiempo el lograr que se incluyan estas voces, sin embargo, a partir de la creación de la Secretaría le ha correspondido a MANODIVERSA la coordinación de acciones globales.

Parte de las problemáticas mencionadas, es cómo las personas bisexuales, han debido enfrentarse sistemáticamente a temores que han incidido en la no expresión de su orientación sexual bisexual. Tanto los ambientes heterosexuales, como los LGBT han sido hostiles a aquellas personas que nos reivindicamos con esta orientación, con señalamientos cómo que no estamos definid-s, o también el rechazo cuando asistimos a actividades con personas del sexo o género opuesto.

Contemplando esta y más situaciones, se hace una primera presentación sobre las prioridades que han sido definidas por la secretaría bisexual que deben ser tomadas en cuenta al pensar en una lógica global, procurando dar respuesta a la pregunta ¿qué queremos las personas bisexuales a nivel global?

Para dar respuesta a esta se generaron trabajos en grupos y como producto, se definen cuatro áreas específicas,

  1. Financiamiento: apoyo a la causa bisexual: Esto reconociendo que no hay si quiera materiales que hagan una referencia exclusiva a esta orientación o cómo se invisibiliza en proyectos a las poblaciones bisexuales frente a las lésbicas, gais y trans. Este financiamiento es fundamental para poder realizar talleres, jornadas de reconocimiento que visibilicen la temática, procurando que la mención a estas poblaciones sea directa.
  2. Investigación: uno de los retos más fuertes que se tiene para obtener financiamiento, es la ausencia de investigaciones sobre nuestras situaciones, ya que en las investigaciones generales sobre lo LGBT, nuestra situación se eclipsa. Se comenta que cuando posicionamos lo LGBT hay resistencia para dividir los datos, resistencia que debe ser superada para fortalecer nuestro movimiento.
  3. Derechos: esto específicamente en materia de derechos sexuales y reproductivos, sumado al derecho de vivir libre de discriminación y tener acceso a las garantías básicas. Este punto se posiciona, ya que muchas personas bisexuales que tienen hij-s enfrentan procesos complejos con sus ex-parejas y se enfrentan a vacíos legales que pueden colocar en entredicho su derecho a ejercer su maternidad o paternidad.
  4. Bi-sibilizar: esto referido a la necesidad de hacer eventos, de conmemorar los símbolos que caracterizan al colectivo, así como también a reconocer el significado de nuestra bandera y las fechas conmemorativas.

Se reconoce como la misión de la Secretaría, además, el visibilizar los intereses y los objetivos de las personas bisexuales, las cuales se hacen a partir de los cuatro mandatos mencionados, pero no se consideran estos como exclusivos, sino que se pretende abrir el espacio con el objetivo de poder sumar nuevas necesidades y validar las que se han expuesto.

A partir de la exposición de los puntos anteriores, se problematiza sobre la necesidad de sumar otros puntos, los cuales se resumen en los siguientes:

  1. Desagregación de los datos que ya están: solicitar que a organizaciones que ya emprenden investigaciones como ILGALAC o la CIDH que segreguen los datos para contar con información estadística sobre las situaciones que enfrentan las poblaciones bisexuales.
  2. Incorporación de poblaciones bisexuales en encuestas específicas para dilucidar la situación de las personas bisexuales. Propuestas: a) realizar estudios a partir de Cuestionarios de Actitudes y Prácticas (CAP) sobre las percepciones de las poblaciones LGTI y b) otro estudio específico sobre las percepciones de las personas bisexuales sobre las problemáticas que enfrentan.
  3. Solicitar a la CIDH que Informe de Buenas Prácticas que actualmente se está realizando, incorpore recomendaciones específicas para las poblaciones bisexuales, ya que esto nunca se ha realizado.
  4. Identificar estrategias existentes (grupos u organizaciones) que realicen actividades de apoyo o de incidencia política que incorporen a las personas bisexuales, que funjan como apoyo en materia de investigación o proyectos que contemplen de manera explícita a las personas bisexuales. Así también se considera que pueden contribuir en apoyo para las solicitudes que se realicen parala desagregación de datos. Además, contribuye a la generación de una base de datos regional, en la que se explicite información que puede resultar conveniente para la generación de alianzas
  5. Insistir a las organizaciones para la defensa de los derechos humanos de las poblaciones LGBT, que no incluyan la B, dentro de sus siglas o dentro de su misión o visión, sino están realizando proyectos en los que se promueva equitativamente el respeto hacia este grupo poblacional.
  6. Cuestionar la base teórica desde la cual partimos para definir la bisexualidad, considerando a poblaciones como las pansexuales. Este cuestionamiento parte de reflexionar sobre la base binaria desde la cual partimos para definir las poblaciones hacia las que sentimos atracción afectiva, sexual, intelectual, etc.
  7. Contactar a Relator LGBTI de la CIDH para comentarle sobre las prioridades de nuestra población, a través de reuniones correos, etc. Esto es vital para contar con su apoyo en caso de solicitar una futura audiencia, para exponer los retos para la inclusión que como grupo enfrentamos.
  8. Conmemorar las fechas y los símbolos que identifican nuestra causa e incluir estas necesidades dentro de nuestras organizaciones, con el fin de contribuir nosotr-s mismos a esta BI-sibilización.
  9. Posicionar de manera constante en nuestra labor, qué significa ser bisexual, generar material para facilitar la comunicación e insistir en la ruptura respecto a los mitos y estereotipos que se han generado alrededor de nuestra orientación.
  10. Preparar solicitud de audiencia temática para la CIDH, para exponer específicamente, la situación de las personas bisexuales, contemplando elementos como el costo vital de la discriminación y la afectación a la salud integral de estas poblaciones, entre otras.

A partir de lo anterior, se definen como compromisos del grupo de trabajo los siguientes:

  1. Contactar a Relator LGBTI de la CIDH, para pedir consejo respecto a la solicitud de audiencia temática, así como también para la inclusión de las necesidades de las poblaciones bisexuales en el informe de Buenas Prácticas y la realización de comunicados oficiales desde la relatoría que fortalezcan la presencia en el imaginario social sobre la existencia de las personas bisexuales.
  2. Bi-sibilizar nuestras necesidades, nuestra causa, nuestros símbolos y fechas conmemorativas, tanto a lo interno como a lo externo de la organización.
  3. Realizar materiales informativos, así como también banderas o pines, que reflejen nuestro compromiso con la causa.
  4. Fomentar a lo interno y externo la realización de investigaciones sobre las situaciones enfrentadas, esto aprovechando, por ejemplo, enlaces vitales como el sostenido con PROMSEX.
  5. Solicitud de segregación de datos en estudios realizados por la ILGALAC y otros que conozcamos.
  6. Generar una plataforma Drive para socializar información y mantenernos comunicad-s.
  7. Realizar mapeo de organizaciones, contemplando plataformas digitales, como las encuestas de Google, entre otras.
  8. Identificar las capacidades personales y organizacionales, con el objetivo de reconocer, qué elementos podrían potenciar nuestro accionar.
Compartir