Contact

Av. Córdoba 4123, Piso 1
Phone:+541148643716
Fax:
Email:lac@ilga.org
Website:

Organizaciones expresan rechazo a discriminación contra la Diputada Sandra Morán

Organizaciones feministas y de Derechos Humanos plantearon su rechazo en contra de las actuaciones de Alejandro Berganza quien desde la Plataforma CitizenGo se opone a que la Diputada Sandra Morán presida el Foro Parlamentario de la Mujer. Morán abiertamente lesbiana ha recibido ataques de Berganza quien ha dicho que la Diputada “no es mujer en su pleno sentido”.

Sandra Morán ha presentado una denuncia ante la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guatemala y las organizaciones han expresado un fuerte respaldo a su trabajo y a la incuestionable legitimidad de presidir el Foro Parlamentario de la Mujer y ejercer ella y todas las mujeres su ciudadanía plena, independiente de su orientación sexual, identidad de género y sus expresiones.

El Consejo Regional de ILGALAC se une al repudio contra las expresiones discriminadoras de Alejandro Berganza y adhiere al comunicado público de las organizaciones feministas y de Derechos Humanos que reproducimos a continuación:

El 8 de septiembre se celebra el Día de la Ciudadanía de las Mujeres, estatus del que aún estamos excluidas porque no se reconocen ni respetan nuestros derechos.

Una muestra de ello es la acción que promueve Alejandro Berganza, a través del sitio citizengo.org, contra la diputada Sandra Morán y que circuló el pasado 3 de septiembre.

Si bien todas y todos tenemos derecho a la expresión, la ley es clara al tipificar la discriminación como un delito. Y el planteamiento de este ciudadano es una muestra de irrespeto y descalificación. Asimismo, de un discurso que cuestiona la democracia y la inclusión que desde hace treinta años se trata de instaurar y fortalecer en nuestro país, lucha que ha tenido un alto costo en vidas que no podemos olvidar.

La diputada Sandra Morán está en el Congreso de la República como resultado de las normas que este sistema contempla. La población le dio los votos para ocupar una curul y eso la legitima como a cualquier otro u otra congresista. En ese sentido, la diputada Morán, siguiendo los procedimientos parlamentarios, ha colocado en la agenda legislativa los temas que considera pertinentes y acordes con el programa que sus votantes apoyaron.

Su agenda, como lo planteó siempre, prioriza las demandas de las mujeres, de los pueblos indígenas, de quienes luchan por un cambio en esta sociedad tan desigual, así como de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero e intersexuales (LGBTI), ciudadanas y ciudadanos que merecen respeto y garantías en el ejercicio de sus derechos. Esta debería ser la prioridad de todo el Congreso, de todo el Estado, de toda la sociedad. Sin embargo, nuestra historia está plagada de violaciones a los derechos más elementales porque la sociedad no respeta las diferencias ni acepta la diversidad.

Como ciudadanas y ciudadanos, rechazamos el lenguaje y el sentido de la solicitud que Alejandro Berganza dirige al presidente del Congreso de la República, la cual pretende vedar el derecho de la diputada Morán a ser considerada para presidir el Foro Parlamentario de la Mujer. Sus argumentos son insostenibles, intolerantes, abusivos y atropellan la dignidad de la señora diputada, y con ella la de millones de mujeres en nuestro país.

Expresamos nuestra indignación porque este ciudadano pretende imponer un modelo de ser mujer que es incongruente con nuestros tiempos en pleno siglo XXI. Rechazamos esa postura y la pretensión de limitar, con argumentos espurios, el ejercicio pleno de la ciudadanía de las mujeres.

Nosotras y nosotros reconocemos a la diputada Morán como una de las pocas representantes que realmente cumple con su función como congresista, es congruente con su pensamiento y con su trayectoria de vida. Marca una diferencia, con su capacidad política y humanismo, con relación a muchos otros y otras congresistas que dan la espalda al pueblo que les eligió.

Justamente lo que deseamos y reconocemos en un/a representante del pueblo es la ética, capacidad, honestidad y coherencia. Si una diputada, mujer y lesbiana tiene esas características, enhorabuena: las mujeres y ciudadanas ganamos y también la democracia.

¡Por una ciudadanía plena para las mujeres!

Guatemala, 4 de septiembre 2016

happy wheels
Compartir