Contact

Av. Córdoba 4123, Piso 1
Phone:+541148643716
Fax:
Email:lac@ilga.org
Website:

ILGA apoya un llamado al Consejo de Derechos Humanos de la ONU para establecer un procedimiento especial SOGI (OSIG)

Después de una decisión unánime en una reciente reunión de su Consejo mundial*, ILGA está apoyando el establecimiento de un procedimiento especial sobre orientación sexual e identidad de género en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. El Consejo ILGA también ha acordado por unanimidad que se seguirá trabajando sobre las lagunas existentes en relación con los derechos sexuales y los derechos humanos intersexuales en la ONU.

ILGA está comprometida con la creencia fundamental de que todas las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos. No hay una jerarquía de derechos. Como federación de organizaciones LGBTI, el mandato de ILGA es, naturalmente, en las cuestiones de orientación sexual, identidad y expresión de género, y las características sexuales. Sin embargo, la discriminación y la violencia que enfrentan las personas por estos motivos está también ligada fundamentalmente con otras formas de represión discriminatoria: VIH, discapacidad, raza, ocupación, sexo, género, clase, idioma y muchos otros. Comprender y abordar las causas fundamentales de la discriminación y la opresión de todas las personas es al de cualquier respuesta.

Información de ILGA Mundo:
http://ilga.org/es/ilga-llamado-consejo-derechos-humanos-onu-procedimiento-especial-sogi-osig/


¿Cuáles son los procedimientos especiales?

Los procedimientos especiales de la ONU son expertos en derechos humanos independientes individuales, o grupos de estos expertos, que informan y asesoran sobre cuestiones de derechos humanos. Se llaman por muchos nombres, entre ellos: relatores especiales, representantes especiales, grupos de trabajo y expertos independientes.

La mayoría de los procedimientos especiales tienen mandatos temáticos. A partir de junio de 2015, el Consejo de Derechos Humanos supervisa 41 mandatos temáticos incluidos los relativos a los derechos de las personas indígenas, los migrantes, la violencia contra las mujeres, la discriminación contra las mujeres, personas con discapacidad, el racismo, la salud, la tortura, las personas mayores, personas con albinismo, defensores de los derechos humanos, libertad de reunión pacífica, y así sucesivamente.

¿Qué haría un procedimiento especial?

Los mandatos de procedimientos especiales, tales como relatores especiales, se establecen para llamar la atención sobre un tema, en este caso SOGI (OSIG). El Procedimiento Especial es un experto encargado por el Consejo de Derechos Humanos para portar atención enfocada a temas, presentar informes y análisis, dialogar con los Estados y la sociedad civil, y formular recomendaciones clave para el consejo.

Un Relator Especial SOGI podría actuar en un número de maneras de llenar los vacíos de protección en el sistema de la ONU, en particular en las zonas que han sido descuidadas por los relatores existentes debido a falta de interés y / o capacidad. Además de los informes y diálogos en el Consejo de Derechos Humanos, los relatores especiales pueden llevar a cabo cualquier número de actividades que incluyen visitas a los países, ayudar a clarificar y ayudar a desarrollar el derecho internacional y las normas relacionadas, el enlace con los mecanismos nacionales y regionales, declaraciones públicas y hacer frente a casos individuales de violaciónes a través de comunicaciones escritas. La experiencia hasta la fecha, tanto en la ONU (en relación con otros grupos) y en la Organización de los Estados Americanos (en relación con las personas LGBTI), demuestra claramente que un Relator dedicado puede hacer una diferencia significativa al avance de la protección de los derechos humanos en relación con una grupo específico. Una descripción más completa de lo que un Relator Especial sería capaz de hacer es en el anexo.

¿Cómo se establece un procedimiento especial?

Los procedimientos especiales son establecidos por los gobiernos que votan en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Bajo el liderazgo de Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Uruguay, existe en las próximas semanas la oportunidad de un procedimiento especial que se establecerá para la orientación sexual e identidad de género. Con alcance estratégico a gobiernos clave en las próximas semanas, tal resolución podría pasar. Habrá oposición de gobiernos hostiles, y se necesitará el apoyo de la sociedad civil.

Algunas organizaciones de la sociedad civil han expresado su oposición a la creación de un procedimiento especial SOGI (OSIG). ILGA desea responder a algunos puntos que se plantean.

ILGA no cree que el establecimiento de un procedimiento especial en la orientación sexual e identidad de género está en desacuerdo con el establecimiento de otros mandatos. Muchos procedimientos especiales ya trabajan en una variedad de diferentes derechos relacionados con la sexualidad y el género, y existe el potencial para más en el futuro. El establecimiento de un mandato en SOGI (OSIG) proporcionaría un espacio más entre otros donde discusiones sobre sexualidad, género, autonomía corporal podrían seguir realizándose como ya lo hacen en otros mandatos de los procedimientos especiales y en otros lugares a nivel internacional. Este discurso continuo ayudará a seguir para establecer otros mandatos futuros, como sobre la sexualidad, la autonomía corporal y / o de género.

Como organizaciones LGBTI, somos parte de muchos movimientos más amplios que empujan para la plena realización de los derechos humanos de todas las personas: los movimientos relacionados con la sexualidad y el género, los movimientos por los derechos laborales, los movimientos de derechos de las personas con discapacitadad, las luchas de liberación, los movimientos de trabajadores sexuales, las luchas de los pueblos indígenas, los movimientos para los derechos a la salud, los movimientos de derechos sexuales y reproductivos, lo movimientos de derechos humanos y muchos más. Nuestro trabajo está intrínsecamente relacionado con estos y muchos más grupos diferentes y variados. Asegurar que nadie se quede atrás también significa asegurar que los grupos y los temas están mejor representados.

ILGA en consecuencia apoya el establecimiento de un procedimiento especial para la orientación sexual y la identidad de género y también el establecimiento de otros mandatos para ayudar a llenar lagunas existentes con respeto a derechos sexuales y derechos humanos intersex en la ONU. Aunque todavía no hay la voluntad política en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para los otros procedimientos especiales, ILGA está comprometida a trabajar con otros para ayudar a hacer de estos una realidad.

Como movimientos sociales, nuestras agendas son muy amplias y nuestras realidades se intersectan, creemos que cada paso que se ha dado en el reconocimiento de los derechos de una población que ha sido históricamente violentada y discriminada, ha sido un gran avance y creemos que este también lo sería; además estamos convencidas que, en cada procedimiento, grupo de expertos y comité en ONU, debe seguirse fortaleciendo el análisis de las dimensiones de Género, Sexualidad y la Autonomía de las personas; ese es el llamado que hacemos y seguiremos haciendo.

Anexo

¿Qué haría un Relator Especial?

Los Relatores Especiales de Naciones Unidas han sido llamados la ‘joya de la corona’ del Sistema de Derechos Humanos de la ONU. Los actuales procedimientos especiales temáticos han sido establecidos para llamar la atención sobre una amplia gama de temas sobre igualdad y no discriminación, incluyendo a las personas en condición de discapacidad, los derechos del niño, los derechos de las personas adultas mayores, discriminación en contra de la mujer, derechos de las personas con albinismo, etc. En cada caso, los Procedimientos Especiales de Naciones Unidas han logrado que se preste una atención especial a este tipo de temas, presentando un análisis e informes, e involucrándose con los Estados y la sociedad, y formulando recomendaciones claves al Concejo de Derechos Humanos.

Un Relator estaría en la capacidad de brindar especial y enfocada atención a estos temas de una manera sin precedentes: descomprimir la situación diferenciada de las personas LGBTI, la situación en diferentes regiones, las causas fundamentales de las violaciones, así como también habría un estudio profundo y temático en temas como la violencia, tortura y malos tratos, criminalización de las personas LGBT, el trabajo de defensores/as de los derechos humanos de las personas LGBTI, derechos económicos, sociales y culturales, y otros temas, se harían recomendaciones más concretas, específicas y enfocadas, en comparación con las recomendaciones generales que existen actualmente en los otros mecanismos que tienen un enfoque en todas las poblaciones.

Mientras muchos Relatores Especiales y algunos Órganos de Tratado han hablado sobre temas SOGI dentro del marco de sus mandatos, la atención sobre estos asuntos ha sido inconsistente, depende del compromiso de cada titular del mandato, y existe la necesidad de prestar atención específica a las violaciones a los derechos humanos. Adicionalmente, no todos los temas de derechos humanos y SOGI son cubiertos por los mandatos existentes. La ausencia de un punto focal en el Sistema de Naciones Unidas se ha sentido muchas veces- este vacío sería llenado por el/la/le Relator/a/e- el cual se encargaría de que hubiera una integración más especifica en los asuntos SOGI a través del trabajo de los Procedimientos Especiales de Naciones Unidas y de manera general a través de los mecanismos de Naciones Unidas.

Un/a/e Relator SOGI aseguraría una integración más sistemática de los asuntos SOGI a través del trabajo de los Procedimientos Especiales y los mecanismos de la ONU. Esto se puede observar a través de  la experiencia de otros mandatos de la ONU que se han enfocado en derechos de grupos específicos (v.gr. mujeres, personas en condición de discapacidad, migrantes, personas desplazadas, personas con albinismo, derechos del niño, adultos mayores) así como también la experiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y su Relatoría Especial para personas LGBTI, las cuales han avanzado en la protección en relación con un grupo específico y se han enfocado más y de manera más significativa -en comparación con los esfuerzos previos de los mecanismos que no se dedicaban de manera específica a esos asuntos-.

Teniendo en cuenta la cantidad de Estados que aún no ven que el marco internacional de derechos humanos aplica también para asuntos SOGI, un Relator Especial podría basarse en las normas establecidas en los Principios de Yogyakarta y en la reciente jurisprudencia del sistema universal (ONU), regional y local y posteriormente podría articular y traer claridad a los estándares internacionales existentes en esta materia.

Un relator especial SOGI podría llamar la atención sobre una pluralidad de temas a través de informes anuales, en temas como causas fundamentales, interseccionalidad, derechos trans, los derechos de las mujeres LBT, la situación de niños/as/es y adolescentes, todo ello con un enfoque específico en temas SOGI, personas no binarias, buenas prácticas, y otros vacíos que necesitan ser protegidos.

Los Relatores Especiales de Naciones Unidas presentan sus informes al Concejo de Derechos Humanos, y algunas veces también a la Asamblea General de Naciones Unidas, a través de un diálogo anual interactivo, el cual provee un foro para los Estados, Instituciones Nacionales de Derechos Humanos y sociedad civil para abordar temas claves y prioridades que son relevantes a las personas por su orientación sexual y su identidad de género.

Un Relator también podría relacionarse con gobiernos para abordar una serie de temas, tales como leyes en el mundo que deniegan a las personas trans el derecho a la identidad, capacitaciones para policía con el fin de establecer medidas que aborden los crímenes de odio, trabajar con organizaciones de la sociedad civil, hacer declaraciones publicas en temas de preocupación nacional, regional e internacional, hablar e involucrarse con la sociedad civil, como por ejemplo en las conferencias de ILGA.

Un Relator despolarizaría el tema SOGI subrayando que todos los países y regiones enfrentan retos frente a la violencia y la discriminación en contra de personas LGBT, también subrayaría y apoyaría de manera positiva los desarrollos y también abordaría violaciones.

Los Relatores Especiales hacen dos visitas a país por año, y estas son una oportunidad única para involucrarse de manera constructiva con esos gobiernos que están dispuestos a hacer más pero que no están familiarizados con temas SOGI o que se podrían beneficiar de las buenas prácticas o también buscar la manera de cómo superar los distintos retos.

Reconocer que los temas SOGI están conectados con una variedad de temas tales como la igualdad de género, la pobreza, la clase, autonomía corporal, derechos sexuales y salud sexual. Un Relator SOGI podría tener el mandato para realizar su trabajo de una manera que reconozca las diferentes formas de discriminación múltiple e interseccional y que posteriormente pueda articular y aumentar estas conexiones. El Relator podría trabajar para identificar los vacíos que hay frente a la protección, y podría iniciar discusiones para asegurar que aumente la atención en estas temáticas y conexiones que son abordadas de manera insuficiente.

Ha habido desarrollos significativos en el nivel regional y un relator de Naciones Unidas podría trabajar de manera conjunta con losmecanismos regionales tales como la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, la Relatoría Especial para personas LGBTI de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Concejo de Europa en instituciones que incluirían el Comisionado para los Derechos Humanos y la unidad SOGI, la Agencia de los Derechos Fundamentales, el Asian- Pacific Forum de las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos, para fomentar la cooperación regional y fortalecer la atención a estos temas en todos los niveles.


* El Consejo Ejecutivo de ILGA se compone de 17 miembros: dos representantes elegidos de cada una de las seis regiones de ILGA (África, Asia, Europa, América Latina y el Caribe, América del Norte y Oceanía), un representante de cada una de las organizaciones elegidas respectivamente como secretariado intersex, mujeres y trans, y dos Secretari@s generales elegid@s en la Conferencia Mundial de ILGA. Para obtener más información, consulta: http://ilga.org/about-us/board/

happy wheels
Compartir