Comisión Interamericana de Derechos Humanos

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH o la Comisión) es uno de los dos órganos del Sistema Interamericano para la promoción y protección de los derechos humanos. Tiene su sede en Washington D.C.

La CIDH es un órgano autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Su mandato se fundamenta en la Carta de la Organización de los Estados Americanos y en la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

La CIDH representa a todos los Estados miembros de la OEA. Está integrada por siete expertos que actúan de forma independiente, sin representar a ningún país en particular. Los miembros de la CIDH son elegidos por la Asamblea General de la OEA.

La función principal de la Comisión es supervisar el cumplimiento y la defensa de los derechos humanos en el continente americano. Los poderes de la Comisión derivan de la Carta, pero otros protocolos y convenciones interamericanas de derechos humanos le han concedido autoridad para supervisar que los Estados cumplen con las obligaciones relativas a estas convenciones.

La CIDH se reúne varias veces al año en sesiones ordinarias y extraordinarias. Las ordinarias suelen durar unas dos semanas y se llevan a cabo tres veces al año. Durante estas sesiones, la Comisión dedica una semana a las audiencias y reuniones de trabajo sobre varios casos. También analiza temas específicos o la situación de los derechos humanos en un país.

Estas sesiones son importantes para las organizaciones y los defensores de los derechos humanos, ya que pueden proporcionar a la Comisión información sobre un tema y solicitar su intervención para resolver un problema o pedir que se investigue una situación concreta.

Violaciones de los derechos humanos: ¿cómo trabaja la Comisión?

La Comisión puede examinar demandas de particulares que declaren que un Estado ha violado sus derechos y que no han sido capaces de encontrar una solución en su propio país. La Comisión reúne al demandante y al Estado para buscar un acuerdo amistoso. Si no se logra dicho acuerdo, la Comisión recomendará medidas específicas o denunciará el caso en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, siempre y cuando el Estado haya aceptado la autoridad de la Corte (verArtículo 64).

En determinadas circunstancias, las personas que crean que están en riesgo pueden hacer un llamamiento urgente a la Comisión. Esta puede pedir a un Estado que tome medidas cautelares para prevenir daños irreparables.

La Comisión también puede realizar visitas in situ para evaluar e informar sobre la situación de los derechos humanos en un Estado. Posteriormente emitirá recomendaciones.

La Comisión puede asimismo otorgar prioridad a determinados problemas creando relatorías centradas en áreasespecíficas. Actualmente existen relatorías sobre los derechos de los niños, las mujeres, los pueblos indígenas, los afrodescendientes, los trabajadores migratorios, los reclusos, las personas desplazadas, la libertad de expresión y más áreas.

« Back to Glossary Index

Site Footer

X