Corte de El Salvador rechaza validar cambio de nombre a transexual

Magistrados rechazaron validar una sentencia de una corte de Estados Unidos y alegaron que casos como este no están contemplados en la legislación salvadoreña. Es el primero que llega a la CSJ.

 

En Estados Unidos (EUA), y porque así lo decidió una corte en ese país, se llamará Amanda. En el país donde nació, El Salvador, seguirá siendo Luis. La Corte Suprema de Justicia (CSJ) rechazó reconocerlo legalmente como mujer, luego declarar no ha lugar la solicitud presentada por un abogado para que se validara en el país la documentación emitida en EUA.

Luis M. se sometió a procedimiento quirúrgico en Estados Unidos para cambiarse de sexo. La Corte de Distrito 135, Distrito de Stamford, estado de Connecticut, lo reconoció como mujer, y pronunció una sentencia con la cual le otorgó la identidad de Amanda M.

El 24 de abril de 2013, sus apoderados presentaron una solicitud a la Corte salvadoreña para que esta autorizara que la sentencia estadounidense se ejecutara en el país. Sin embargo, nueve magistrados (ver nombres en el recuadro) rechazaron la petición. La razón: dijeron que en nuestro ordenamiento jurídico no se encuentran regulados los casos de cambio de nombre por cambio de sexo.

“Y es que si se autorizara el permiso a la sentencia extranjera que versa únicamente sobre el cambio del nombre, tal decisión reñiría contra los artículos 11 y 23, inc. 2, de la Ley del Nombre de la Persona Natural, que no permite consignar un nombre equívoco respecto del sexo, por regla general”, fallaron en una resolución pronunciada en febrero pasado.

“Pero la sentencia de Estados Unidos le da cambio de nombre y no cambio de sexo. Si revisas los documentos estadounidenses, ellos (la Corte en EUA) no dicen que se cambió de sexo, ellos solo hablan del cambio de nombre. Los abogados querían una rectificación de partida de nacimiento por error en cuanto al sexo, pero Estados Unidos lo que le dijo es: ‘ya no te llamás Luis, sino que te llamás Amanda’”, comentó uno de los nueve magistrados, quien opinó sobre el caso con la condición de que no se publicara su nombre.

Otro magistrado, quien también pidió no ser mencionado en la nota, no quiso comentar el caso.

 

A favor del cambio

Solo dos magistrados votaron diferente: Sidney Blanco, de la Sala de lo Constitucional, y Doris Luz Rivas Galindo, de la Sala de lo Penal.

El magistrado Blanco argumentó que aun cuando en nuestro país no existe regulación con respecto a las cirugías de reasignación de sexo, el Estado salvadoreño “sí reconoce el derecho fundamental a la identidad humana, por lo que está obligado a tutelarlo así como lo demanda la Constitución de la República y Tratados Internacionales”.

El funcionario añadió: “En este caso, Luis M. ha modificado su morfología sexual por lo que este nombre es equívoco en razón del sexo, hecho que puede facilitar que sea víctima de discriminación”, aunque aclaró que su voto no implica un reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción por parejas del mismo sexo.

Galindo, por su parte, plasmó en su voto que un caso como este requería ponderar principios e ir en consonancia con las garantías y derechos reconocidos en la Constitución de la República y Tratados Internacionales sobre derechos humanos, “especialmente porque en los mismos se ha reconocido que la identidad de género es esencial para el desarrollo de la personalidad y constituye uno de los aspectos fundamentales de su autodeterminación, dignidad y libertad”, argumentó y, al igual que Blanco, aclaró que esa opinión no significa, bajo ningún punto de vista, que se deba entender que se autoriza el matrimonio de personas del mismo sexo.

“Nosotros ante eso (denegación de la CSJ en el caso de Amanda M.) no podemos cambiar datos ni reconocer datos, porque eso le corresponde a las sedes judiciales”, explica, por su parte, la jefa de la Unidad Jurídica del Registro Nacional de las Personas Naturales (RNPN), Beatriz Castillo.

 

Un antecedente judicial

El caso de Amanda M. es el primero sobre cambio de identidad de un transexual que llega hasta la cúpula de la Corte Suprema. Hay un antecedente de 2011, del primer transexual que fue reconocido legalmente como mujer en el país, pero ese caso lo resolvió un juzgado de Familia de San Miguel el 8 de agosto de ese año.

Desde entonces, según información del Registro Nacional, nadie más ha podido cambiarse el nombre por cambio de sexo (Lea nota secundaria).

Los abogados que llevaron el caso de 2011 explicaron en aquel momento que su cliente, a quien se identificó con el seudónimo de Antonio, emigró en 1989 a Estados Unidos. En 2005 presentó ante un tribunal de la ciudad de Nueva York la petición para cambiar su nombre por uno de mujer. Ese tribunal, tras una serie de pruebas psicológicas y médicas, le dio el aval.

Luego sus abogados presentaron en El Salvador pruebas de su cambio de sexo y el Juzgado de Familia de San Miguel, tras celebrar una audiencia el 8 de agosto de 2011, emitió una orden para que el Registro Familiar de la alcaldía donde se encontraba asentado eliminara la partida de nacimiento de Antonio por otra donde se le reconociera como una persona del sexo femenino.

 

Fuente: La Prensa Gráfica
Artículo original: Corte rechaza validar cambio de nombre a transexual

Site Footer

X